El Hospital del Bierzo sin servicio de Oncología. Mas allá de un problema aislado

Estamos acostumbradas a que cualquier noticia se haga viral pero rápidamente se vaya a la papelera sin que tengamos tiempo para comprenderla o tiempo para activar una respuesta. Estas noticias hacen una curva de intensidad; suben y suben hasta que pierden fuelle y empiezan a caer. Al calor de las redes sociales, bajo las dinámicas de la política profesional, que cada día roza mas lo esperpéntico, y también fruto de una sociedad despolitizada y reaccionaria, estas noticias solo generan un bullicio inoperante, y pasividad a la hora de actuar.

Opinion 23 de mayo de 2024 JORGE ALLER GARCIA
HOSPITAL DEL BIERZO - GOOGLE EARTH
HOSPITAL DEL BIERZO - GOOGLE EARTH

Necesitamos por tanto explicaciones y marcos de entendimiento colectivo para que lo que ocurre y afecta a nuestras vidas no se acabe convirtiendo en una simple anécdota mientras seguimos con la cabeza gacha aceptando todo lo que imponen. Así pasa con la noticia que saltó hace unos días en todos los medios provinciales sobre la falta de profesionales de oncología en el Hospital del Bierzo.

Más allá de los detalles de esta, como que dos trabajadores estaban de baja y las otras dos vacantes están sin ocupar por los últimos traslados de trabajadores sanitarios, deberíamos pensarla desde el prisma de que esta noticia no es un hecho aislado, y todavía menos una simple anécdota. Es parte de un proceso mucho mayor que viene dándose: La brecha territorial, proceso por el cual las personas en base al lugar donde habitan se ven sometidas a perjuicios y empeoramiento de sus condiciones de vida.

De primeras esta brecha territorial se ve rápidamente con los problemas del Hospital del Bierzo, los cuales durante los últimos años son notables: largas listas de espera, falta de profesionales en oncología, cardiología, enfermería y otras especialidades, fallos y averías en las instalaciones…etc. Es decir que más de 130.000 personas con una edad media bastante alta tengan estos problemas con su único hospital de referencia es pura violencia y para nada fruto de la mala suerte o problemas momentáneos, como viene denunciando la plataforma por la Sanidad Pública del Bierzo y Laciana en los últimos años. No es por tanto un problema nuevo ni aislado, es justamente síntoma de varios procesos que van a la par: Por un lado la desinversión de los servicios públicos (sanitarios, educativos, transportes…etc.) que están llevando a cabo todas las instituciones burguesas (también el SACYL) en un momento de crisis capitalista. Con cada día menos medios para sufragar los servicios públicos, las instituciones hacen su labor en beneficio de los intereses de los grandes capitalistas para mantener sus beneficios. Así todos sus esfuerzos se dirigen en este sentido, dejando grandes capas de la sociedad desamparadas a falta de recursos propios y depositando toda la riqueza social en manos privadas. Convierten entonces la sanidad pública, en un servicio cada vez más mermado para pobres y desvían una gran parte de la demanda sanitaria y por lo tanto de fondos públicos a la sanidad privada.

Donde haya una sanidad pública cada vez más estrecha y una sanidad privada subvencionada para aquellos que puedan permitírsela. Ejemplo de ello lo tenemos muy cerca, como sucede en el Bierzo con la externalización de cientos de operaciones anualmente, servicios como el derecho al aborto o pruebas de radiología, que se derivan por contratos millonarios a la sanidad privada; concretamente al Hospital de la Reina y a la Clínica Ponferrada. Mientras en la sanidad pública los trabajadores y trabajadoras acaban marchándose a otros lugares con mejores condiciones laborales, y los que quedan sufren una carga de trabajo insostenible.

Otro aspecto que interviene en este proceso de empobrecimiento es el aspecto territorial; El pueblo trabajador berciano sufre una brecha territorial enorme; hablamos de un territorio que por procesos económicos y sociales a día de hoy queda desplazado de las vías de inversión y capitalización. Solo hay que ver para ello la tasa de actividad económica, la despoblación de sus villas y zonas rurales, o la gran cantidad de personas forzadas a migrar. Además hay que situar al Bierzo en la insostenible y centralizada comunidad autónoma de Castilla y León, donde territorios como El Bierzo, y otros territorios de León quedan totalmente desplazados de las inversiones de los ejes vertebradores para los intereses de la oligarquía. Las instituciones como la Junta de Castilla y León, o el Estado Español ni se preocupan ni invierten en territorios como el Bierzo, mas allá de fondos europeos, que son recursos ineficientes que se reparten entre las carteras de empresarios locales sin dejar beneficios sostenidos a la clase trabajadora.

El capital necesita de una acumulación cada vez mayor de propio capital y por tanto de personas e infraestructuras en lugares concretos para poder sostener la maquinaria engrasada de los beneficios capitalistas. Es así como El Bierzo y otros territorios del estado español (cada vez mas evidente en el oeste peninsular) quedan condenados al empobrecimiento, falta de inversión y trabajo, a la migración forzosa o la merma de la calidad y accesibilidad a los servicios públicos de transporte, sanitarios o educativos. Así la caída de un acueducto de la A6 en Vega de Valcarce, la situación del Campus universitario de Ponferrada o el desprendimiento de la semana pasada de la carretera que une el Bierzo con Tsaciana, dejando a esta última incomunicada, es fruto de este proceso.

Es por eso que toda respuesta, reclamación y denuncia que se quiera hacer debe partir de un esquema que ayude a situar y aterrizar el problema. No podemos llevarnos las manos a la cabeza sin entender por que las instituciones actúan de esta manera. Debemos construir políticamente respuestas que arañen conquistas. Es mas que evidente que nuestros intereses y los de las instituciones y empresarios son antagónicos. Y que nada van a hacer mas que dejarnos a nuestra suerte o utilizarnos cuando lo necesiten. Debemos construir reclamaciones que toquen su poder. Luchar para conquistar derechos y recursos para la gran mayoría social.

De la comprensión a la organización. Organización para poner rumbo a la transformación social que ponga fin a la brecha territorial, al empobrecimiento, a la despoblación, o a la sangría poblacional. Alternativa que pongan freno a la destrucción ecológica, o al ascenso bélico. Dirigirnos hacia la consecución de nuestro poder para poner a nuestro servicio la organización social y política. Suena revolucionario, lo es. Suena antiguo, para nada. Se trata de volver a creer que la revolución es posible como dice el lema de las Coordinadora Juvenil Socialista recientemente presentada en muchos territorios peninsulares. Es cuestión de vida o muerte. Es Socialismo o barbarie.

JORGE ALLER GARCIA

Últimas noticias
Te puede interesar
grand prix

Sariegos busca una plaza en ‘Grand Prix’ de TVE

RML
Opinion 02 de abril de 2024

Lograr presencia televisiva es desde siempre uno de esos estímulos para los que ejercen liderazgos sociales. Es un cuchillo sin mango y con doble filo. No lo puedes sujetar con seguridad y para bien o para mal, (como expresa a la perfección en ‘Forjado a Fuego’ Doug Marcaida), el cuchillo… corta.

Lo más visto
bolo-leones-01

Por fin, “SE PINARÁN LOS BOLOS”

JOSE URDIALES - ENVIADO ESPECIAL
Provincia 15 de junio de 2024

Existieron muchas dudas de la vuelta a la competición en la BOLA CACHA, pero una vez más, después de la tormenta, siempre llega la calma y se pondrá en marcha el I Circuito Provincial que se celebrará con cuatro encuentros.

AMABLEMENTE CON ALFREDO SOTO FERNANDEZ

AMABLEMENTE CON ALFREDO SOTO FERNANDEZ

RML
ULTIMOS PROGRAMAS DE RADIO 17 de junio de 2024

Hoy contamos con la presencia de Alfredo Soto Fernández. Os adelanto que ha sido el programa más largo que hemos grabado, pero no ha habido ni un segundo de aburrimiento. Para empezar, recordaremos la figura de su abuelo, con el que comparte nombre. Alfredo Soto Villapadierna dejó una huella imborrable en Boñar y su entorno, destacándose como un emprendedor nato y un activo participante en la vida política social y municipal. Sus dotes como empresario y su dedicación al bien común marcaron un antes y un después en la historia local. La prematura muerte del padre de nuestro invitado fue un duro golpe que le supuso asumir responsabilidades en los negocios familiares desde una edad temprana. Alfredo tuvo que madurar rápidamente y aprender a gestionar diversas empresas, una experiencia que lo formó tanto personal como profesionalmente. Una parte importante de nuestro programa estará dedicada a su participación como concejal en el Ayuntamiento de Boñar. Fueron años llenos de retos y cambios políticos, incluyendo algunas controversias judiciales con la alcaldesa de entonces. Hoy, Alfredo nos revelará muchos aspectos de esa etapa que no había contado antes. Pero la vida continua y un día decidió dejar la política para dedicarse de lleno a su familia y atender sus múltiples negocios (explosivos, hostelería, inmobiliaria, gasolineras) pero al recordar su trayectoria no puede evitar emocionarse hablando de su gente, de aquellos que han estado a su lado en las buenas y en las malas. Alfredo es cercano en el trato, simpático y muy ameno en la conversación pero también presenta una apariencia de firmeza, (quizás resultado de sus vivencias) que no le impide demostrar el amor profundo que siente por su pueblo, por su familia y amigos que ha guiado sus pasos y que sigue siendo el motor de sus días.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email