Casi 10.500 castellanoleoneses recién diagnosticados de glaucoma no siguen los tratamientos de forma adecuada

Actualidad 22 de octubre de 2022 Por RML
El 40 por ciento de los ciudadanos castellanoleoneses recién diagnosticados de glaucoma, una de las enfermedades oculares más comunes, no sigue los tratamientos de forma adecuada, según ha advertido la Asociación de Glaucoma para Afectados y Familiares (AGAF) que ha mostrado su "preocupación" ante un hecho que conlleva un "aumento muy elevado" de la pérdida visual.
fotonoticia_20221022131452_1920
El 40% de los recién diagnosticados de glaucoma no sigue los tratamientos adecuadamente AGAF

En concreto y según los datos aportados por la Asociación de Glaucoma para Afectados y Familiares, en Castilla y León se contabilizan alrededor de 26.100 diagnosticados de los que casi 10.500 no siguen los tratamientos de forma adecuada.

Según explica la Asociación, uno de los síntomas más frecuentes del glaucoma es la pérdida progresiva de visión que, según insisten, "sólo" se puede frenar siguiendo las pautas fijadas por los oftalmólogos por lo que reiteran la importancia de seguir correctamente los tratamientos y pautas fijadas por los médicos para evitar el avance de la enfermedad.

"Todo lo que se pierde con el glaucoma, no se recupera", advierten desde la AGAF que considera que este podría ser el mayor motivo por el que los pacientes deciden abandonar o no ser constantes en los tratamientos, "porque no sienten una mejoría, no vuelven a ver como antes". Desde la AGAF insisten en que mantener las pautas evitará el avance de la enfermedad y, por tanto, de la ceguera. "Por eso, nunca debemos dejar de lado nuestros colirios y medicamentos", recomiendan.

La Asociación de Glaucoma para Afectados y Familiares (AGAF) ha
puesto en marcha esta semana una campaña de concienciación, divulgación y explicación que se extenderá hasta el día 30 octubre para destacar la importancia de seguir "de forma exhaustiva, rigurosa y adecuada" cada uno de los tratamientos contra el glaucoma prescritos, que pueden ser médicos (gotas y, en algunos casos comprimidos), quirúrgicos o con
cirugía láser.

Bajo el lema 'Yo me trato y no miento, sigue los tratamientos', la AGAF aboga por mantener el método y el orden en las prescripciones médicas "sin engañar a los profesionales sanitarios" y recomienda que, ante efectos secundarios como escozor o enrojecimiento de los ojos, se trate de buscar alternativas y/o elegir un colirio más adecuado para no dejar el tratamiento.

Y también recuerdan que el glaucoma suele afectar de forma más habitual a personas mayores que requieren de la ayuda de un cuidador o de un familiar para la administración de las gotas. "Estas personas deben estar, no solo informadas sino también muy concienciadas de la importancia del tratamiento y de la disciplina que requiere para que no avance la enfermedad", recomienda la asociación.

Te puede interesar