La Junta mantiene hasta este miércoles la alerta de riesgo por los fuertes vientos y los rayos

Actualidad 09 de agosto de 2022 Por RML
La Junta de Castilla y León mantendrá hasta este miércoles, 10 de agosto, la alerta de riesgo por fuegos debido a que las predicciones de las condiciones atmosféricas "indican una situación de riesgo elevado" por las rachas de viento y el aumento de la densidad de los rayos durante la tarde.
fotonoticia_20220809133451_1920
Incendio en Santa Cruz del Valle JCYL

De igual forma, ha recordado que la Comunidad "continúa en grave situación de riesgo por incendios forestales", ya que se esperan precipitaciones y tormentas que afectarán a todo el territorio asociadas a rachas de viento que irán aumentando en intensidad pudiendo llegar a ser fuertes (70-80 kilómetros por hora) y "preocupa también que, según la previsión, la densidad de rayos aumentará durante la tarde".

Ante esta situación, la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio ha declarado la situación de alerta meteorológica el 10 de agosto y solicita a la población "que extreme aún más las precauciones y avise inmediatamente a través del Servicio de Emergencias 1-1-2 de la existencia de posibles incendios forestales".

MEDIDAS PREVENTIVAS
En cuanto a las medidas preventivas que recoge la resolución, se prohíbe el uso de barbacoas y de los ahumadores en la actividad apícola, suspende las autorizaciones de uso del fuego y de fuegos artificiales, y el uso de maquinaria que en su funcionamiento habitual despide chispas como sopletes, soldadores, radiales en el monte y franja de 400 metros de terreno rustico que lo circunda.

De igual forma, contempla la prohibición del uso en el monte de aperos arrastrados o suspendidos que se introduzcan en el suelo o que eliminen vegetación por roce, golpe o machaqueo, como gradeos, cultivadores o desbrozadoras de cadenas o martillos.

También se prohíbe desde las 10.00 horas hasta las 22.00 horas el uso de maquinaria propulsada por cadenas y de aquella que utilice cadenas cubriendo los neumáticos (salvo en el caso de los buldócer contratados por la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio que trabajen en labores de mantenimiento de cortafuegos).

En cuanto a la utilización de maquinaria tipo cosechadora o empacadora, se deberá suspender la actividad en los momentos en que la temperatura sea superior a 30 grados y la velocidad del viento supere los 30 kilómetros por hora, de manera que es "imprescindible" tener a mano los medios de extinción y el personal suficientes para controlar los posibles incendios que se puedan originar como consecuencia de la labor.

En todo caso, se recomienda posponer las labores no urgentes y extremar las precauciones.

El uso de motosierras estárá permitido siempre que se cuente con medios de extinción adecuados en el lugar donde se trabaje (mochila, batefuegos o similar) y que sus lugares de mantenimiento, si son en monte, se mantengan limpios de vegetación en un radio de al menos dos metros y con medios de extinción.

Los campamentos juveniles podrán seguir con su funcionamiento habitual extremando la vigilancia y las medidas preventivas, y teniendo especial prudencia en el uso de generadores, motores y cocinas de campamento.

Asimismo, se solicita a la población que, además de extremar las medidas de prudencia, tenga "la máxima precaución en sus actividades al aire libre, primando su seguridad, la de los demás habitantes y sus bienes, y la del monte, solicitando avise a través del 112 de la existencia de posibles incendios forestales".

Te puede interesar