Los nuevos casos de enfermedad renal crónica aumentaron un 11 por ciento en CyL en 2021

Actualidad 17 de noviembre de 2022 Por RML
Más de 3.200 personas necesitan tratamiento de diálisis o trasplante
fotonoticia_20221117133608_1920
Diálisis peritoneal EUROPA PRESS

La Enfermedad Renal Crónica (ERC) crece en Castilla y León, donde la incidencia (número de nuevos casos) de pacientes con ERC en Tratamiento Renal Sustitutivo (TRS) durante el pasado año aumentó un 11%, según los datos de 2021 relativos al número de pacientes con ERC avanzada en España, es decir, pacientes que necesitan TRS con diálisis o trasplante, que se han dado a conocer en el congreso anual de la Sociedad Española de Nefrología (S.E.N.).

Esta enfermedad se ha convertido en un grave problema de salud pública y es considerada por los expertos como la "epidemia silenciosa", debido a que sus síntomas son poco reconocibles en los estadios iniciales y cuenta con una alta tasa de infradiagnóstico.

En concreto, la incidencia de pacientes con ERC en TRS en Castilla y León se sitúa en 133 personas por millón de población (pmp), por debajo de la media nacional en España (149 pmp), pero bastante superior a la registrada en 2020, que se situaba en 119 pmp. De este modo, Castilla y León se sitúa entre las comunidades españolas que más aumentaron su incidencia en el año 2021.

Por su parte, la prevalencia (número total de casos) de pacientes con ERC en TRS en la comunidad castellanoleonesa alcanzó las 1.351 pmp, también inferior a la media nacional (1.387 pmp), pero con un crecimiento del 3% con respecto a 2020 (en el que se situaba en 1.310 pmp). Con todo ello, más de 3.200 personas en Castilla y León precisan TRS para reemplazar la función de sus riñones, es decir, diálisis o trasplante.

A nivel nacional, la ERC los datos muestran un cambio de tendencia creciente respecto al año 2020, en el que la incidencia y prevalencia de la ERC sufrieron un ligero descenso y estabilización debido al impacto que la pandemia de COVID-19 tuvo en los tratamientos renales.

"Se vuelve a la tendencia de crecimiento de la enfermedad renal en España, lo que pone de manifiesto la preocupación de los nefrólogos por el aumento que viene experimentando esta enfermedad de forma continua en los últimos años", ha destacado la presidenta de la S.E.N., Patricia de Sequera.

Según las últimas cifras del Registro Español de Enfermos Renales (REER), fruto de la colaboración de la S.E.N., la ONT, y los registros autonómicos de enfermos renales, que se han dado a conocer en el Congreso de la S.E.N., la incidencia o número de nuevos casos de pacientes que empezaron a recibir TRS en 2021 experimentó un crecimiento del 6,8%. Esta tasa de pacientes se situó en 149 por millón de población (pmp), en comparación con los 140 casos pmp registrados en 2020.

En total, 7.084 personas iniciaron TRS con diálisis o trasplante a lo largo de 2021, frente a las 6.643 personas que lo hicieron durante el año anterior. La mayoría de los pacientes que iniciaron TRS en 2021 fueron hombres (67%) y un 60% tenía una edad igual o superior a 65 años.

DIABETES, PRINCIPAL CAUSA
La causa más frecuente de ERC fue la diabetes (25%), y en cuanto a los tipos de tratamiento que reciben los nuevos pacientes con ERC, la diálisis peritoneal se consolida como opción terapéutica inicial, aumentando su tasa y proporción (25 pmp y 16% del total de pacientes que iniciaron TRS), lo que hay que poner en valor al ser un tratamiento domiciliario que permite al paciente una mayor autonomía en su vida diaria y una mayor calidad de vida. Asimismo, el trasplante renal anticipado también aumenta ligeramente, alcanzando una tasa de 6 pmp y representando ya el 4% del total.

Por su parte, la prevalencia también creció un 2%, situándose en una tasa de 1.387 pmp, frente a la tasa de 1.362 pmp registrada en el año 2020. Esto significa que 65.740 personas con ERC avanzada reciben tratamiento con diálisis o trasplante en España. Al igual que en los nuevos casos de pacientes con ERC, la diabetes es la principal causa de la enfermedad en los pacientes prevalentes, representando un 16% del total.

Los datos del informe anual del REER fueron presentados por la Dra. Beatriz Mahíllo, médica adjunta de la ONT, quien destacó el aumento de la actividad de trasplante registrado en 2021, con un 9% más de procedimientos con respecto a 2020 y aproximándose a la actividad registrada antes de la pandemia.

En total se realizaron 2.950 trasplantes renales en España, con una tasa de 62 pmp. En este apartado es destacable el incremento del trasplante de riñón de donante vivo, que ha pasado de 259 procedimientos en 2020 a 323 en 2021, representando ya el 10,9% de los trasplantes renales en nuestro país.

Asimismo, continúan consolidándose los trasplantes a partir de donantes fallecidos en parada circulatoria (donantes en asistolia), que en los últimos tres años se han situado por encima del 30% del total de injertos renales realizados. Gracias a toda esta importante actividad trasplantadora de nuestro país, que mantienen una posición de liderazgo internacional en trasplante renal, el 54% de los pacientes en TRS en España viven con un trasplante de riñón.

Otro aspecto positivo es el descenso de la mortalidad de los pacientes renales en TRS, con un 4% menos experimentado en 2021. En total, fallecieron más de 5.625 personas en diálisis o trasplante, con una tasa global de mortalidad del 8% entre todos los pacientes en tratamiento renal.

En el año anterior se produjo un aumento de la mortalidad debido a la mayor vulnerabilidad de los pacientes con ERC a la COVID-19, lo cual motivó que se les incluyera en los grupos de especial riesgo para su vacunación.

Las infecciones (29%) y la patología cardiovascular (24%) fueron las causas principales de fallecimiento en todas las modalidades de TRS en 2021, con cifras similares a las de años anteriores en el primer caso y un descenso en el segundo.

Te puede interesar