La Fundación Supercomputación de Castilla León se pondrá al servicio de las universidades para crear una biblioteca electrónica global

Actualidad 04 de noviembre de 2022 Por RML
La creación de un sistema de información y administración electrónica común, que sirva como repositorio de todo el conocimiento científico que atesoran las instituciones educativas superiores de la Comunidad, facilitar el acceso a esos datos y optimizar la gestión e inversiones en los recursos digitales disponibles son otros de los objetivos del convenio de colaboración suscrito hoy entre la Fundación Supercomputación de Castilla y León (SCAYLE) y el Consorcio de Bibliotecas Universitarias de Castilla y León (BUCLE).
20221104+FIRMA+CONVENIO+BIBLIOTECAS+03
FIRMA DEL CONVENIO JCYL

SCAYLE pondrá su capacidad de almacenamiento de datos, así como el resto de infraestructuras que se consideren necesarias, al servicio de las universidades de Castilla y León para la construcción de una biblioteca electrónica global. Este es el principal objetivo del convenio de colaboración que hoy han suscrito la consejera de Movilidad y Transformación Digital y presidenta del Patronato de SCAYLE, María González Corral, y el presidente del Consorcio de Bibliotecas Universitarias de Castilla y León (BUCLE) y vicerrector de Investigación, Transferencia e Innovación de la Universidad de Burgos, José Miguel García, con la presencia de la directora de Universidades e Investigación, Blanca Ares, y de Enrique Baeyens, vicerrector de Investigación de la Universidad de Valladolid; Carlos Polanco, vicerrector de Investigación y Transferencia de la Universidad de León; y Josefa García, secretaria general de la Universidad de Salamanca.

El convenio contempla otros objetivos como la creación de un sistema de información común y de administración electrónica, que sirva como repositorio de todo el conocimiento científico que atesoran la instituciones educativas superiores de la Comunidad; facilitar el acceso a esos datos y optimizar la gestión e inversiones en los recursos digitales disponibles, además de fomentar el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), “entendiendo que la capacitación digital es clave para potenciar el desarrollo económico y la competitividad de nuestra tierra”, ha manifestado la consejera.

Este acuerdo, “enmarcado dentro de varios de los fines prioritarios de SCAYLE, como el de la promoción de la mejora de las tareas de investigación de la Universidad y de las acciones de innovación en el mundo de la Sociedad del Conocimiento y del servicio denominado OpenCAYLE”, ha recordado González Corral, incluye, igualmente, la participación en planes para compartir recursos de redes de ámbito nacional e internacional y la planificación y desarrollo de actuaciones conjuntas para la divulgación de los avances que ambas instituciones alcancen.

La consejera ha asegurado que este acuerdo “constata dos hechos muy concretos: el primero de ellos es el afán de colaboración que SCAYLE tiene con todas aquellas instituciones que deseen beneficiarse del potencial que la supercomputación, y todo lo que ello conlleva, y el segundo, poner sobre la mesa el potencial que los nuevos desarrollos en el campo del almacenamiento masivo de datos tienen para las entidades del sector tecnológico en Castilla y León”.

OpenCAYLE

OpenCAYLE, “una de las patas principales en las que se sustenta este acuerdo”, incidió González Corral, es un servicio que SCAYLE puso en marcha en el año 2020 para que los científicos y los centros de I+D+i, tanto de Castilla y León como del resto del país, pudieran dar respuesta a sus necesidades de almacenamiento de grandes volúmenes de datos, así como, dentro de lo posible, para hacerlos públicos, “permitiendo que mediante el libre acceso a esa información se pueda potenciar la labor de investigación tan importante para nuestra sociedad”, agregó la consejera.

Cabe añadir que OpenCAYLE, incluido en la estrategia europea de Ciencia Abierta, en particular con la European Science Cloud (EOSC) para la promoción del acceso y la reutilización de datos científicos, “especialmente aquellos que se hayan generado con fondos públicos de investigación”, apostilló González Corral, cuenta con cuatro herramientas muy concretas como son el repositorio de ficheros en la nube con capacidad para almacenar PetaBytes (PBs); la opción de publicar esos ficheros en la web; la integración con el supercomputador Caléndula para el tratamiento de los datos en HPC (High Performance Computing o Computación de Alto Rendimiento) y la transferencia de datos de forma ultrarrápida.

BUCLE

El consorcio BUCLE, del que forman parte las cuatro universidades públicas de la Comunidad, coordina los trabajos para la creación del Portal de la Ciencia y la Tecnología de Castilla y León con el objetivo de reunir la actividad investigadora de la Comunidad en un único lugar accesible a toda la sociedad. La construcción de una biblioteca electrónica global, el refuerzo del almacenamiento y uso de datos y resultados de investigación, el acceso a la infraestructura científica y tecnológica de las cuatro universidades públicas o la difusión de las acciones de emprendimiento universitario TCUE son algunas de las actuaciones principales que se integrarán en esta plataforma. Esta iniciativa, promovida y financiada por la Consejería de Educación y el Programa Operativo FEDER, surge como firme apuesta por la difusión, potenciación y transferencia del conocimiento nacido en las universidades públicas.

Te puede interesar