La Junta destina 340.000€ para la conservación de las piscifactorías de trucha común

Actualidad 22 de septiembre de 2022 Por RML
El Consejo de Gobierno ha conocido hoy la contratación de emergencia del mantenimiento y conservación de las instalaciones de producción o piscifactorías de trucha común y de hucho de titularidad de la Junta de Castilla y León en Vegas del Condado (León), La Aliseda de Tormes (Ávila) y Galisancho (Salamanca), así como la conservación y actualización de la Red de seguimiento y control de las poblaciones acuáticas, por un importe de 340.600 euros.
pexels-mark-stebnicki-7509421
piscifactoría Foto de Mark Stebnicki

La principal circunstancia que motivó la declaración de emergencia fue la necesidad de mantener a las poblaciones, tanto de reproductores como de las cohortes que en la actualidad se encuentran en las piscifactorías, dado que el ciclo vital de un pez en estos centros puede requerir más de 4 años y, por tanto, suspender los programas de cría iniciados supondría la muerte inherente de la población animal.

Por otra parte, la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio ha tenido en cuenta la situación de sequía acumulada y unas previsiones meteorológicas adversas que requieren atender a la mayor brevedad posible el mantenimiento y conservación de los centros de producción ictiogénicos (piscifactorías) para evitar su colapso y muerte de reproductores que condicionan la biodiversidad, concretamente de una especie declarada de interés preferente.

En consecuencia, existe la necesidad urgente de dar cobertura inmediata para la conservación de las poblaciones de trucha común y de hucho a estas piscifactorías, sin lo cual perecerían las poblaciones que se encuentran en estos momentos en dichas instalaciones.

El objetivo fundamental de estos centros es el mantenimiento de unos stocks de reproductores autóctonos que preserven las diferentes líneas genéticas y, por ende, la riqueza natural de los ríos. Además, producen ejemplares para reforzar las poblaciones naturales de trucha común, permitiendo en determinados cotos su aprovechamiento sostenible como recurso natural representativo de Castilla y León y dando satisfacción al pescador, que busca una modalidad de pesca que difiere de la practicada en cotos intensivos.

Te puede interesar