La 'Estrategia de Seguridad 2030' buscará reducir en un 50% la siniestralidad mortal en las carreteras de CyL

Actualidad 12 de julio de 2022 Por RML
En lo que va de año 63 personas han muerto en las carreteras autonómicas y 21 han sufrido lesiones de gravedad
fotonoticia_20220712132658_1920
La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, junto al director del Observatorio Nacional de Seguridad EUROPA PRESS

La 'Estrategia de Seguridad Vial 2030', que se ha presentado este martes en la sede de la Delegación del Gobierno en Castilla y León, tendrá por objetivo "salvar vidas" y reducir a la mitad la siniestralidad mortal y grave en las calles y carreteras de la Comunidad para dicho año.

La delegada del Gobierno, Virginia Barcones, ha explicado a los medios, antes de presentar el plan a los responsables y representantes de todos los ámbitos, públicos y privados, implicados y relacionados con la seguridad vial, que este es un modelo "que guiará la actuación de las administraciones públicas, de las asociaciones y entidades del sector, del mundo empresarial y del académico y de los usuarios, durante la presente década para reducir la siniestralidad mortal y grave en las calles y carreteras".

Barcones ha subrayado que "el objetivo de reducir la siniestralidad mortal y grave en un 50 por ciento al final de la década parte de unas cifras concretas", ya que en 2019 un total de 1.755 personas perdieron la vida en la carretera, 136 en la Comunidad, y 8.613 personas sufrieron lesiones de gravedad, 515 en Castilla y León.

Asimismo, ha recordado que en los seis meses y medio del presente año, 63 personas han muerto en las carreteras autonómicas y 21 han sufrido lesiones de gravedad, por lo que la finalidad de la estrategia "es muy sencilla, lo que se quiere es salvar vidas".

"La Estrategia de Seguridad Vial, que será el marco de referencia para la política de seguridad vial hasta 2030, es producto de la experiencia acumulada en el último decenio, del análisis de las políticas europeas y las directrices de distintos organismos internacionales y del trabajo de análisis y reflexión realizado en el seno del Consejo Superior de Tráfico y Seguridad Vial", ha recalcado la delegada del Gobierno.

En este sentido, la reducción de la siniestralidad mortal y grave es una "meta asumida por el Gobierno y aprobada por la Comisión sobre Seguridad Vial del Congreso de los Diputados, de modo que es un objetivo suscrito por los poderes ejecutivo y legislativo".

El acto de presentación de la 'Estrategia de Seguridad Vial 2030' ha contado con la presencia de responsables de la Administración General del Estado, de la Junta de Castilla y León y de la Administración Local, relacionados con la seguridad vial, así como con representantes de asociaciones y del sector empresarial, también vinculados con este sector.

TRANSFORMACIONES DE LA MOVILIDAD
Para la elaboración de la estrategia, los expertos de la Dirección General de Tráfico (DGT) han tenido en cuenta factores que "van a provocar en el futuro cercano grandes transformaciones en el ámbito de la movilidad segura", como el cambio climático, el envejecimiento de la población, la apuesta por la sostenibilidad de los más jóvenes, la incorporación de los avances tecnológicos o la consolidación durante este decenio del denominado 'sistema seguro', "una nueva visión sobre el origen y la prevención de los siniestros viales".

La coordinadora de Tráfico de la DGT en la zona Norte (Castilla y León, Asturias y Cantabria), Inmaculada Matías, ha destacado que la movilidad "está cambiando y el escenario actual es diferente al que afrontó la Estrategia anterior durante el periodo 2011-2020, por tanto los entornos urbanos son cada vez más concurridos y compartidos por diferentes formas de movilidad".

"Los vehículos son más tecnológicos y conectados, aspecto con el que hay que convivir", ha matizado, para después añadir que "cada vez existen más fuentes de distracción y la población adulta es cada vez mayor, de manera que las circunstancias cambiantes requieren una estrategia que sepa adaptarse de forma constante a ellas".

Para alcanzar el objetivo marcado, la estrategia cuenta con nueve áreas estratégicas y 62 líneas de actuación que se irán definiendo en los sucesivos planes bianuales.

"Se trata de un proyecto flexible que se apoya en planes bianuales de actuación que permitirán su adaptación a los cambios que van a producirse en el ámbito de la movilidad segura y eficiente a través de los sucesivos años", ha detallado Virginia Barcones.

PLAN DE ACTUACIÓN ESPECIAL 2022/2023
En este marco, el director del Observatorio Nacional de Seguridad Vial de la DGT, Álvaro Gómez, ha explicado algunas de las medidas más destacadas del Plan de Actuación especial 2022-2023, como la incorporación de la Educación en Movilidad Segura y Sostenible en el currículo escolar a partir del próximo curso.

Uno de los elementos que componen este plan es la puesta en marcha del título de Técnico Superior en Movilidad Segura y Sostenible en la Formación Profesional, así como el uso obligatorio del airbag para las pruebas de circulación en moto en los exámenes de conducir para el permiso A.

"Hay un compromiso con la promoción del airbag para los motoristas como la medida que ha de suponer un paso adelante en su protección", ha asegurado Gómez.

Asimismo, ha anunciado otras medidas del próximo plan bianual 2022/2023, como promover los exámenes con cambio automático en los turismos, la regulación de un nuevo permiso de conducir B-1 a partir de los 16 años para vehículos eléctricos con velocidad máxima de 90 kilómetros por hora y un peso máximo de 400 kilogramos, o la revisión y actualización del protocolo de pruebas de aptitud psicofísicas en los Centros de Reconocimiento Médico de Conductores, inalterado desde 2007.

Por ello, "este primer plan apuesta por la educación, la formación y la información para que los usuarios de las vías estén formados y capacitados, junto con acciones de vigilancia y control de las normas de tráfico y con mejoras en vehículos e infraestructuras".

Por último, Barcones ha concluido que este es un proyecto "que pretende consolidar una cultura de la movilidad segura que nos haga avanzar en el objetivo de que ninguna persona resulte fallecida ni herida grave por siniestros de tráfico en el horizonte del año 2050, dado que, en seguridad vial, un solo muerto ya es demasiado".

Te puede interesar