Una investigación iniciada en Valladolid lleva a detener al cabecilla de un grupo dedicado al robo de catalizadores

El gerente de una chatarrería, investigado por receptación.

CyL 28 de agosto de 2023 RML
fotonoticia_20230828140045_1920
Camión del que se robaron catalizadores. - GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil de Valladolid, en el marco de la 'Operación Catalipa' ha desarticulado un grupo criminal "con gran movilidad por toda la geografía nacional" dedicado al robo de catalizadores de vehículos y ha propiciado la detención en Murcia de su supuesto cabecilla.

Las investigaciones de la Guardia Civil se iniciaron tras el robo de 50 catalizadores en un camión estacionado en la localidad de Simancas (Valladolid).

Los agentes descubrieron que existía un grupo de personas procedentes de países del este de Europa, que de modo itinerante y sin fijar una residencia habitual, se dedicaban al robo de catalizadores de vehículos.

El modus operandi principal del grupo era la sustracción de los catalizadores desde los bajos del vehículo cuando estaba estacionado, mediante el corte de piezas para acceder al interior del remolque.

Igualmente, localizaban vehículos que transportaran las citadas piezas para su posterior instalación en vehículos, de manera que lograban la sustracción de una gran cantidad de unidades en un solo hecho, como el caso que dio origen a la operación, en el que la carga sustraída se valoró en más de 60.000 euros.

También se considera que el mismo grupo llevó a cabo otro robo similar en la localidad vallisoletana de Tordesillas.

Las averiguaciones de los agentes llevaron a la comprobación de dos robos más en la provincia de Cádiz y otro en provincia de Málaga por este mismo grupo.

Finalmente, la operación culminó con la detención del "cabecilla" en Murcia.

La operación de la Guardia Civil de Valladolid ha logrado a investigar a otra persona, gerente de una chatarrería, que presuntamente receptaba el material robado.

Los catalizadores, como explica el Instituto armadao, tienen "un cierto valor económico" ya que se pueden vender a centros especializados, que mediante un proceso complejo extraen platino, paladio y rodio existente en el recubrimiento del catalizador para convertir los gases nocivos en gases nobles o inertes que resultan menos contaminantes para el medio ambiente.

De tal maner, la adquisición ilícita de este tipo de piezas sea un lucrativo negocio.

Con la desarticulación de esta organización, la Guardia Civil destaca que logra "mitigar un delito en aumento y que causa un gran menoscabo económico a las víctimas de dichos hechos".

La coordinación de la 'Operación Catalipa' ha estado a cargo del Juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid, en estrecha colaboración con la Fiscalía Provincial de Valladolid.

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email