La demora para ser operado en CyL baja diez días en el segundo trimestre y se sitúa en 129 días, igual que hace un año

Actualidad 13 de julio de 2022 Por RML
El número de pacientes en lista de espera se sitúa en 39.242 frente a 42.574 del trimestre anterior y los 37.319 del mismo trimestre de 2021
fotonoticia_20220713125711_1920
Hospital Clínico Universitario EUROPA PRESS

La demora media para ser intervenido quirúrgicamente en los 14 hospitales públicos de Castilla y León se situó a 30 de junio en 129 días frente a los 139 del trimestre anterior (mejora del 7,2 por ciento) o los 146 de finales de 2021, e iguala la que había en el segundo trimestre del pasado año, según refleja el último balance trimestral de listas de espera de la Gerencia Regional de Salud, disponible en el Portal de Salud de la Junta de Castilla y León.

El número total de pacientes en lista de espera quirúrgica se sitúa a finales del segundo trimestre en 39.242 y mejora los 42.574 del trimestre anterior, con un descenso global del 7,83 por ciento y más de 3.000 pacientes. Sin embargo, se sitúa por encima del número de pacientes que había en el mismo trimestre del pasado año, cuando había 37.319 personas (1.923 menos, casi un cinco por ciento menos).

La Consejería de Sanidad, en un comunicado, ha asegurado que estas cifras han sido posibles gracias a que esta legislatura ha puesto en marcha un plan de reducción de las listas de espera, comenzando por las quirúrgicas, que tiene como objetivo fundamental la implantación de una estrategia global que se refleja en objetivos de demora y lista de espera, manteniendo la calidad y la excelencia en la atención.

El pilar fundamental de este plan es el uso eficiente de los recursos propios de Sacyl, aunque también se ha comenzado a implantar un plan de choque intensivo, que, como se sabe y de forma complementaria, contempla la utilización de recursos adicionales.

Las medidas fundamentales son, ha apuntado, la potenciación de la actividad concertada y poner en marcha la actividad extraordinaria en los centros de Sacyl (autoconcierto), mediante una norma que tiene por objeto "adoptar, como consecuencia de la situación de crisis sanitaria de la COVID-19, la medida especial sanitaria de carácter extraordinario consistente en la realización voluntaria de actividad quirúrgica fuera de la jornada habitual de trabajo, con la finalidad de reducir los tiempos de espera para intervenciones quirúrgicas programadas".

Gracias a este incremento de actividad en los hospitales se ha conseguido no sólo reducir el tiempo medio para ser operado, sino comenzar a bajar la curva de crecimiento de los últimos trimestres en cuanto al número global de pacientes en espera.

EVOLUCIÓN EN HOSPITALES
Por hospitales, con respecto al trimestre anterior la demora media sube en siete hospitales, baja en seis y se mantiene igual en uno (Palencia, con 44). En concreto, suben Segovia (pasa de 80 a 83); Soria (de 92 a 96); Zamora, que pasa de 52 a 55; Ávila lo hace en 15 días (de 52 pasa a 67); Bierzo (sube en dos y se sitúa en 135); Santiago Apóstol de Miranda de Ebro incrementa en seis días la demora media (hasta 68); y Santos Reyes de Aranda en ocho (se sitúa en 76).

Por su parte, bajan el Hospital Asistencial de León (baja en cinco, de 142 a 137); Salamanca (34 días menos y se sitúa en 169); el Hospital Universitario de Burgos (13 días menos, se sitúa en 191); Clínico de Valladolid (pasa de 97 a 89, ocho menos); Medina (baja en dos y se sitúa en 47); y Río Hortega, que baja en nueve días, hasta 101.

Con respecto al mismo trimestre de 2021, se incrementa en nueve y se reduce en cinco. En concreto, la demora media se incrementa en el Complejo Asistencial de León en tres días; en el de Salamanca en otros tantos; en Segovia en once días; en Zamora en seis; en Ávila en 27; en Burgos en ocho; en Medina del Campo en siete; en 22 en el caso de El Bierzo; y en diez en el Santiago Apóstol.

Por su parte, se reduce en Palencia en 27 días; en Soria en 16; en el Clínico de Valladolid en 42; en el Santos Reyes de Aranda en 20; y en el Río Hortega de Valladolid en uno.

ESPECIALIDADES Y PRIORIDAD
Por especialidades, las que más pacientes acumulan en el segundo trimestre del año son traumatología, con 15.063; oftalmología, con 9.019; y cirugía general y digestivo, con 9.536. Las que menos son cirugía cardiaca, con 65, y cirugía torácica, con 80.

En cuanto al criterio de prioridad para ser intervenido -uno de los parámetros más importante a la hora de analizar las listas de espera-, en el nivel 1, es decir, con indicación de ser operados antes de 30 días dada su patología, hay registrados 972 pacientes (1.078 hace tres meses) con una demora media de 11 días, aunque sólo tres de ellos llevaban en la fecha de corte más de 30 días en lista de espera.

En prioridad 2 (máximo idóneo de 90 días para pasar por quirófano) había en la fecha analizada un total de 6.060 pacientes, con una demora media de 116 (122 a 31 de marzo). En prioridad 3 (plazo hasta 180 días) se han registrado 32.210 pacientes (35.369 31 de marzo), con demora media de 135 días.

En cuanto a los datos referidos a demoras para una consulta externa hospitalaria, el balance a final de junio indica que la espera media se ha situado en 65 días, frente a los 69 del primer trimestre. El balance trimestral refleja un total de 242.614 citas pendientes (incluidos tanto los pacientes con cita asignada como pendientes de asignación)

Por último, la espera media de los pacientes pendientes de pruebas diagnósticas a 30 de junio, en las cuatro pruebas que se registran, queda de la siguiente manera: el TAC 51 días de demora media; la resonancia magnética 102; la ecografía 61 días; y las mamografías 43.

El número total de pacientes en la lista de espera de técnicas diagnósticas radiológicas se ha situado así: el TAC suma 7.491 pacientes en espera (7.688 haces tres meses); la resonancia magnética 13.812 pacientes (14.334); las ecografías 18.447 (19.880); y las mamografías pendientes suman 1.082 (1.164 a 31 de marzo).

Te puede interesar