Carta abierta a Don Abel Vergara González

Actualidad 24 de mayo de 2023 Por Cipri Pernas
press-freedom_0
LIBERTAD DE PRENSA - ACTUALIDAD SOCIAL

Estimado Abel:

No tengo el gusto de conocerte más allá de haberte escuchado en la tarde del martes en el mitin que la candidatura que representas dio en la sala multiusos de Boñar.

Ya me quedó claro que tu sistema es el asambleario y lo respeto, faltaría más, pero eso no implica que lo comparta, que no lo comparto. Por tu juventud e inexperiencia disculparé el hecho de que utilices las redes sociales para lanzar mensajes subliminales acusando en este caso al medio que represento de falta de rigor y de publicar noticias falsas (que es como se llama a la información que no es veraz). Tu edad y corto recorrido coincide perfectamente con esta forma de actuar impulsiva más allá de las arengas que en la política son la herramienta fácil. Podías haber llamado a nuestra puerta y pedir las explicaciones que consideraras con respeto y educación y en la medida de nuestras posibilidades te las habríamos dado.

El tiempo como a mi me ha dado, te dará también la perspectiva necesaria para que de aquí a unos años puedas replantearte hacer cosas así o pensarlo un par de minutos más.

Cuando alguien tiene la convicción de decir fuera de lo privado (que sería entre tú y yo como medio aludido) lo que tú has afirmado en la red social Instagram, tiene cuando menos que poder demostrarlo.

Intentaré a ayudarte a comprender cual es el contenido mi trabajo en un evento como el que protagonizaste ayer.

Más allá de lo asambleario que puedas ser tú, mi función no es otra que recoger aquellos datos que en un acto como ese puedan ser de interés para nuestros lectores y oyentes. Un mitin no es una rueda de prensa. Es un espacio propio, en este caso de tu partido, para explicar el contenido de un programa electoral si así lo consideráis. No hay preguntas, ni los medios interrumpen a nadie, solo escuchan. Los ponentes, como en este caso tú, usáis vuestro tiempo para contar lo que os apetece y como os apetece. La oportunidad del medio de comunicación es obtener algo adicional a lo que cuente un programa. Si de lo que se trata, es leerlo, nos podemos quedar en casa y dedicar nuestro tiempo, que es escaso, a otra cosa que nos resulte más satisfactoria.

Te aseguro que fue complicado sacar algo consustancial a lo escrito en vuestro programa en ese acto, salvo algunos comentarios que preferí no anotar porque os dejarían en mal lugar y no se trata de maltratar a nadie sobre todo cuando no sois expertos en esto. Piensa que en este particular es más poderoso lo que no cuento que lo que he contado y ahí lo dejaremos.

Si te tomas la molestia de dedicar un poco atención, verás que procuramos poner el acento en aquello que consideramos más relevante, buscando el grano y quitando la paja. Es por eso, que vuestras explicaciones nos dejaron algunas lagunas que remarcamos solo desde los datos, sin nada más. Desde esta redacción tenemos una cosa muy clara: vuestros vecinos son muy inteligentes y saben hacer lo que tienen que hacer y cuando lo tienen que hacer sin que nadie les diga que es o no es lo correcto.

Este medio al que te has dirigido (porque en la sala no había otro) no escribe para nadie sus informaciones y es consciente como les ocurre a todos los medios, en Madrid o en Boñar, que hay cosas que gustan a unos y disgustan a otros. El que pretenda satisfacer a todo el mundo se engaña a si mismo y lo que es lo peor, intenta engañar a los demás.

Los que confunden la información con la publicidad (que son demasiados diría yo), han de tener claro que son dos cosas distintas. La segunda se contrata y se paga. Para ello, si es lo que necesitas, disponemos de un departamento comercial al servicio de nuestros clientes. De todas maneras, si hubieras sido un poco menos impulsivo, podías haber leído los principios que operan nuestro trabajo que a buen seguro no dudo pueden aclarar cualquier duda.

En la publicidad es el cliente el que elige lo que se escribe y como se escribe. Además, la obligación en esos casos exige poner en lugar bien visible el aviso: “EMPLAZAMIENTO PUBLICITARIO”.

Por lo demás, me pongo a tu disposición para que, evitando cualquier malentendido, puedas dirigirte a nosotros cuando lo desees frente a frente que es como se entienden las personas.

Las puertas de esta casa están abiertas a todo el mundo que tenga algo que decir. Me apetece muchísimo saber con claridad meridiana a que te has referido para acusar a este medio de una de las peores cosas de las que se nos pueda acusar, que es mentir. Solo te pido que lo hagas con respeto sin que para ello tengas que renunciar a ninguno de sus principios y que lo podamos compartir con todos los que tú en redes has decidido compartir al convertir esto en algo público. 

Si tienen que ser público que lo sea hasta el final. No espero menos dignidad de un candidato a concejal de esta villa.

Si por lo que fuere, no te apetece, con una disculpa es suficiente. Todos nos podemos equivocar, yo el primero.

He utilizado este medio porque en esta casa no participamos en polémicas de redes sociales y lo que tenemos que decir es público y abierto a todo el que lo quiera leer.

 

Te puede interesar