Tudanca advierte que sin médicos en los consultorios ni atención presencial "no hay sanidad rural que valga"

Actualidad 16 de junio de 2022 Por RML
El secretario general del PSOE en Castilla y León y portavoz en las Cortes, Luis Tudanca, ha advertido de que sin médicos en los consultorios ni atención presencial "no hay sanidad rural que valga".
fotonoticia_20220616141637_1920

Así se ha referido este jueves durante su visita a Villamanín (León), donde ha reconocido que esta localidad "es un ejemplo de ello" con los consultorios cerrados más de dos años.

Tudanca ha recordado que la Junta de Castilla y León "sigue mintiendo" cuando dice que no hay ningún consultorio cerrado y ha puesto de manifiesto que "a pesar de las falsas promesas, no hay ni un solo médico" en muchos consultorios.

En este sentido, ha incidido en que una de las formas de fijar población "es la sanidad" y sin la sanidad rural "no habrá lucha contra la despoblación, no se será capaz de fijar población en el mundo rural".

Asimismo, ha criticado que "son excusas todo el tiempo" de la Junta al asegurar primero que no estaban cerrados y luego que se pondría en marcha un plan para reabrir los consultorios que estaban cerrados.

También, ha reafirmado que la realidad "es tozuda, no han abierto los consultorios y no tienen la más mínima intención de hacerlo" y ha añadido que han utilizado la pandemia de la COVID-19 "para desmantelar la sanidad rural".

El líder de los socialistas en Castilla y León ha explicado que "la situación se agrava" porque se está a las puertas de un verano en el que el medio rural duplica o triplica la población y "no se cubren las bajas, no se reabren los consultorios ni se dota de plantilla suficiente".

SANGRÍA DEMOGRÁFICA
Además, ha anticipado que la atención sanitaria en el mundo rural "va a empeorar de forma significativa" y ha exigido que se reabran los consultorios y se recupere la atención presencial porque sin eso "es imposible frenar la sangría demográfica".

Circunstancia que le ha llevado a asegurar que la Junta "no está siendo capaz de frenarla", como, a su juicio, muestran los datos de pérdida de población y de crecimiento vegetativo "en los que Castilla y León aquí sí es campeona".

Por último, ha reconocido que Castilla y León "cada vez tiene una población más envejecida, los pueblos están cada vez más vacíos y las causas son claras: falta de empleo, de industrialización y deterioro de los servicios públicos".

 

Te puede interesar