Medioambiente descarta que la afectación de tuberculosis de los jabalís detectada en Riaño afecte a las explotaciones ganaderas

Actualidad 24 de enero de 2023 Por RML
La tuberculosis de los jabalíes (TB) es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria Mycobacterium bovis. Esta bacteria se transmite principalmente a través del contacto directo con los fluidos corporales, secreciones, alimentos o heces de los jabalíes infectados, así como a través de contactos con el medio ambiente contaminado. La aparición de animales infectados en el cuartel de caza de Riaño ha puesto en rojo la alarma.
pexels-david-selbert-7455184
JABALI Foto de David Selbert

En la provincia de León, la tuberculosis de los jabalíes es una preocupación importante. La provincia ha estado realizando pruebas de diagnóstico en los jabalíes desde hace años. Estas pruebas han demostrado tasas de infección significativamente más altas que en el resto de España.

Para reducir la incidencia de la enfermedad en la provincia, se ha aumentado el control sobre la caza y el transporte de jabalíes desde la provincia. Estas medidas incluyen la restricción de la caza para controlar la población de jabalíes, el control de la comercialización de jabalíes cazados y el control de los lugares de caza.

Además, se ha trabajado con las instalaciones veterinarias locales para aumentar la vigilancia y el control de los jabalíes. Esto incluye la realización de pruebas de diagnóstico temprano y el aislamiento y tratamiento de jabalíes infectados.

También se ha tomado medidas para aumentar la concienciación de los cazadores sobre la tuberculosis de los jabalíes. Esto incluye el desarrollo de folletos informativos, la realización de charlas educativas y la distribución de equipos de protección personal para reducir el riesgo de transmisión.

Finalmente, en colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente se trabaja para desarrollar un programa de control de la tuberculosis de los jabalíes. Este programa se centra en la reducción de la propagación de la enfermedad a través de la vigilancia de la población de jabalíes y el control de la caza.

No obstante, y a pesar de los esfuerzos realizados dividiendo el monte en zonas para darles un Cea de explotación o código en el que solamente podía haber un ganadero, generó que cada ganadero en lugar de que sus animales comieran de los pastos en común como se hizo tota la vida, a cada uno se le asignara una zona del monte para que no estuvieran en contacto unos animales con otros.  Entre tanto, la población de jabalís está conectando esos terrenos que supuestamente estaban aislados e independizados unos de otros. Así pues, cualquier medida sanitaria de la erradicación de la tuberculosis no tiene mucho efecto y no permite controlar la propagación de la enfermedad. La comarca de Riaño estaba con carta verde de tuberculosis al pasarse una serie de controles que había dado negativo en las pruebas. Ahora con el vector de los animales salvajes pone de manifiesto que la brucelosis bovina no se puede controlar según denuncian tanto los ganaderos como Asaja.

Te puede interesar