El temporal dificulta la circulación en la N-621 y N-622 en León

Actualidad 17 de enero de 2023 Por RML
El temporal provocado por la borrasca Fien está condicionando la circulación en las autovías A-1, en Cerezo de Abajo (Segovia), y la A-6, en Portela de Valcarce y Quitanilla de Combarros (León), Además, presentan circulación "difícil" las carreteras nacionales N-625 en Riaño y en la N-621 en Santa Olaja de la Varga, ambas en la provincia de León, mientras que está afectada la circulación en una carretera autonómica, la CL-635 en La Uña (León), y en once vías provinciales de León y Burgos.
pexels-lucas-kristoffersson-14981100
Foto de Lucas Kristoffersson

Según la Dirección General de Tráfico (DGT), en el caso de la autovía A-1, se encuentra condicionada la circulación en el kilómetro 101, en Cerezo de Abajo, así como en el kilómetro 340 de la A-6 en Quintanilla de Combarros y en el kilómetro 419 de Portela de Valcarce, en ambos sentidos de la circulación en estos dos casos.

En las carreteras nacionales afectadas por el temporal, la situación es peor, y entre los kilómetros 91 y 121 entre Riaño y Oseja de Sajambre de la N-625 en León, y entre los kilómetros 65 y 130, entre Santa Olaja de la Varga (León) y Vejo (Cantabria), la circulación es "difícil".

En el caso de la carretera autonómica afectada, la CL-635, entre los kilómetros 13 y 21, entre La Uña y Maraña, también se presenta una circulación "difícil" y se ha prohibido el tránsito de camiones y articulados y se requiere de forma obligatoria el uso de cadenas o de neumáticos de invierno, mientras que se aconseja en este punto moderar la velocidad.

Además, en el caso de la provincia de León, hay hasta diez carreteras provinciales que también presentan circulación "difícil". Se trata de la LE-142 en Acebo, de la LE-126 en La Baña -donde está cortada la vía de forma total-, en la LE-233 en Besande, la LE-333 en Cofiñal, la LE-331 en Isoba, la LE-473 en Pardesivil, la LE-495 en Piedrafita de Babia, la LE-234 en Prioro, la LE-321 en Redipuertas y la LE-481 en Torrestío.

En todas estas carreteras está prohibida la circulación de camiones, articulados y autobuses y es obligatorio el uso de cadenas o neumáticos de invierno. A estas diez vías leonesas se suma, en las mismas circunstancias, la BU-572 en Río de Lunada, en la provincia de Burgos, donde el corte de la circulación es total.

Te puede interesar