La Diputación resuelve las primeras 218 ayudas al emprendimiento de la convocatoria de este año

Actualidad 15 de noviembre de 2022 Por SILVIA RAPOSO
Desde su puesta en marcha en el año 2013, esta línea de subvenciones ha apoyado el inicio de la actividad de más de 2.000 autónomos de medio millar de localidades de la provincia.
Método-Emprendedores-1024x683
EMPRENDEDORES.ES

La Diputación de León aprueba este mes en pleno ordinario las primeras 218 ayudas a personas emprendedoras y libera 676.365,63 euros de los 1.080.000 euros con el que se ha dotado a este plan de la institución provincial en la convocatoria de este año. Además, otras 47 solicitudes están pendientes de completar la documentación para su resolución.

Estos 218 primeros beneficiarios tienen radicados sus proyectos empresariales en más de 120 localidades de la provincia de León, con actividades como agricultura, ganadería, peluquería, hostelería, educación, construcción, comercio online, carpintería, limpieza, fotografía, arquitectura, psicología o turismo, entre otras. 

El Plan de Emprendedores de la Diputación de León tiene como finalidad, tal y como ha recordado el presidente de la institución, Eduardo Morán, “promover la generación de empleo en el medio rural dando la oportunidad de poner en marcha sus proyectos de emprendimiento y contribuir, de este modo, a fijar población en los pueblos de la provincia y combatir la despoblación”. Las subvenciones están destinadas a cubrir el 90% de la cuota que el emprendedor paga como consecuencia del alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) durante 24 meses continuados.

Tal y como se recogía en las bases de la convocatoria, pueden ser beneficiarios de estas subvenciones las personas físicas que iniciaron la instalación de un proyecto empresarial, como titular o cotitular, entre el 1 de octubre de 2020 y el 30 de septiembre de 2021 siempre que tengan radicado el domicilio de la actividad y el fiscal en un municipio de la provincia de menos de 20.000 habitantes y que no se encuentren dentro de los tres años anteriores a la edad mínima de jubilación. Además, tienen que presentar un plan de empresa con la idea del proyecto empresarial, su financiación y una proyección con resultado viable a tres años.

De las solicitudes se valora el tamaño del municipio en el que el emprendedor vaya a desarrollar la actividad, puntuando más los más pequeños; la innovación del proyecto, dentro de la provincia o en la zona; la viabilidad del mismo; la inversión a realizar, los empleos creados, y el grado de discapacidad, si lo hubiera.

Desde su puesta en marcha en el año 2013, esta línea de ayudas ha apoyado el inicio de la actividad de más de 2.000 trabajadores autónomos en medio millar de localidades de la provincia. De 2013 a 2016 la ayuda consistía en la subvención del 80% de la cuota de los 12 primeros meses de alta en el RETA. A partir de 2017 se elevó a 24 meses y, en la pasada convocatoria, lo que se incrementaba era el porcentaje, hasta el 90% durante dos años. 

Te puede interesar