La sociedad reacciona ante el video del Colegio Mayor Elías Ahuja. "Estos serán los jefes de vuestros hijos"

Actualidad 07 de octubre de 2022 Por RML
El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha confesado que el vídeo del Colegio Mayor Elías Ahúja de Madrid le ha "impactado" y que lo visto en él le parece "lamentable", pues es "la expresión de la barbarie, de la falta de sensibilidad". Al pie de la noticia destacamos el comunicado emitido por las colegialas objeto de esta agresión verbal.
fotonoticia_20221006131849_1200
ENTRADA COLEGIO MAYOR ELIAS AHUJA EUROPA PRESS

VIDEO ORIGEN DE LA POLÉMICA

En un encuentro con los medios de comunicación, antes de impartir una conferencia precisamente sobre igualdad , ha incidido en que es "muy preocupante" la existencia de "discursos" como el pronunciado desde las ventanas del colegio estudiantil madrileño "sean en el contexto que sean".

"Esas barbaridades solo llevan a cosas muy negativas en los valores, en la cultura, ni una sola broma, ni un solo acto puede utilizar esas expresiones", ha continuado Rodríguez Zapatero en alusión a un vídeo que "retrotrae a un estado de no civilización, de no cultura, de no respeto a las personas, por supuesto a las mujeres".

Ante ello, ha mostrado su deseo de que "la reacción que está habiendo unánime" de condena de los escenificado desde las ventanas del colegio mayor madrileño "comporte consecuencias", ya que "no se puede banalizar el ataque a los derechos fundamentales de las personas, no se puede banalizar el menosprecio de las mujeres, no se puede banalizar lo que significa la lucha por la igualdad. Las banalizaciones siempre producen catástrofes".

En cuanto a la pregunta de qué le parece que universitarias del colegio al que iban dirigidas esas palabras hayan "restado importancia" a los hechos, el expresidente del Gobierno ha apuntado que los jóvenes "serán conocidos" pero ha insistido en que "ese discurso, esa escenificación, es una barbarie" y "debe haber una lección con esta situación".

Finalmente, sobre este tema, ha ahondado en que esas palabras "no se pueden repetir". "Sabemos muy bien que todo empieza por las palabras, sean más o menos serias, todo, y acaba en actos", ha apostillado.

Preocupa sobremanera, que las Colegialas del Colegio Mayor Santa Mónica (objeto de la agresión verbal), se hayan expresado apoyando al Colegio Mayor Elías Ahuja, ante las declaraciones (que dicen) se están haciendo. 

El comunicado que han hecho público dice:

"En primer lugar, queremos que quede constancia nuestra disconformidad ante las palabras recogidas en los videos difundidos, totalmente inadecuadas e irrespetuosas. No obstante, un vídeo viralizado sin entender su contexto es fácil de malinterpretar.

A pesar de la gravedad de sus palabras, se trata de una práctica con tradición entre colegios mayores, de la que se ha creado una impresión de odio y machismo que no puede estar más lejos de la realidad. Desde siempre hemos sido dos colegios con muy buena relación, compartimos amistades con muchos de ellos y conocemos de primera mano sus valores y principios, ninguno de ellos con intención de realizar un discurso misógino y mucho menos denigrarnos como mujeres.

Por ello, aceptamos las disculpas de los colegiales y rogamos discreción y respeto a los medios de comunicación, principalmente en las afueras de ambos colegios.

Fdo: colegialas del CMU Santa Mónica."

A pesar de que desde este medio intentamos ser empáticos con cualquier forma de pensamiento, sobre todo con aquellas que no compartimos, nos cuesta entender que nadie, hombre o mujer, aspire a ser respetado, si con comienza por respetarse a si mismo. La respuesta de las colegialas de Santa Mónica, más allá de consideraciones de odio, delictivas o simplemente de jurisdicción legal, nos contagian por un lado la capacidad de perdonar la agresión y a la vez, la de justificar de alguna manera, unos hechos que las sitúan en ese arco de personas que restan importancia a la agresión recibida y que por lo tanto, de alguna manera, se convierten en cómplices de sus agresores.

Pensamos que hay otras maneras de gestionar esto sin ponerse a los pies de los caballos. De cualquier forma, sea o no un accidente (que no pensamos que lo sea), estos son los jefes que mandarán a nuestros hijos en breve. 

Como dice un dicho católico: "Dios nos coja confesados..."

Te puede interesar