UNICEF denuncia el "uso problemático" que hace un tercio de los jóvenes de Castilla León de Internet y las Redes Sociales

Actualidad 05 de octubre de 2022 Por RML
Uno de cada cuatro podría estar siendo víctima de ciberacoso y un 40% ha recibido mensajes de contenido erótico/sexual.
fotonoticia_20221005133136_1920
(AMP) Un tercio de los adolescentes de CyL hace un uso "problemático" de internet y las redes sociales, según Unicef EUROPA PRESS

Uno de cada tres adolescentes de Castilla y León hace un uso "problemático" de internet y las redes sociales, según se desprende del informe 'Impacto de la tecnología en la adolescencia. Relaciones, riesgos y oportunidades' que Unicef ha presentado este miércoles en Valladolid.

El estudio señala, además, que uno de cada cuatro "podría estar siendo víctima de ciberacoso y uno de cada cinco contar ya con "cierto nivel de adicción a los videojuegos", como ha resaltado la presidenta de Unicef Castilla y León, Eugenia García Rincón.

Para la elaboración de este informe, Unicef ha pulsado la opinión de casi 2.885 estudiantes de entre once y 18 años de 19 centros educativos de la Comunidad, tanto públicos como privados y concertados, con unos datos arrojados "muy similares" a los del conjunto del territorio nacional, según la coordinadora del estudio en la Comunidad, Rocío Gutiérrez. De ellos, un 89,9 por ciento se conecta a internet "todos o casi todos los días", en tanto que un 25,2 pasa más de cinco horas diarias conectado entre semana, cifra que escala hasta el 45,3 por ciento durante el fin de semana.

Del informe se desprende, asimismo, que el 93 por ciento de los adolescentes dispone de teléfono móvil con conexión a internet, al que suelen acceder a los once años. El 51,4 por ciento del alumnado de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) tiene por costumbre acudir al centro educativo con él, mientras que el 60 por ciento admite que duerme con el móvil y un 20 por ciento se conecta pasada la medianoche "todos o casi todos los días". El 96,9 por ciento de los encuestados asegura que la red social les puede hacer sentir alegría, el 81,3 relajación y el 79,5 diversión.

Como ha subrayado Gutiérrez, un 40,3 por ciento de los encuestados reconoce que alguna vez ha recibido mensajes de contenido erótico-sexual, el 34,8 ha visitado páginas de contenido erótico o pornográfico y uno de cada diez ha recibido una proposición sexual por parte de un adulto a través de internet.

CONTACTOS CON DESCONOCIDOS
En Castilla y León, el 57,4 por ciento ha aceptado alguna vez a un desconocido en redes sociales y un 18,3 llegó a quedar en persona con gente que conoció exclusivamente a través de la red. Los propios adolescentes identifican en este informe el ciberacoso, la "sextorsión" o el acceso a contenidos inadecuados como los principales riesgos que presenta la tecnología.

Gutiérrez ha apuntado que también preocupa "el juego y las apuestas online", ya que se estima que 2.700 estudiantes de Secundaria de la región lo han hecho alguna vez en su vida. En este sentido, el 39,6 por ciento reconoce como motivación la obtención de un beneficio económico.

En concreto, los videojuegos, seguidos por las web de apuestas, son los dos principales medios a través de los cuales juegan o apuestan dinero los adolescentes de Castilla y León, con un gasto medio mensual, en el caso de las apuestas, que no suele exceder los diez euros, si bien un 18 llega a gastar más de 30 euros al mes.

Unicef ha constatado que al menos uno de cada diez adolescentes que juegan online podrían llegar a desarrollar una adicción al juego, un 15,5 por ciento en el caso concreto de Castilla y León. Los niveles de bienestar emocional, integración social y satisfacción con la vida son, según este informe, sensiblemente menores entre los jugadores problemáticos.

Un 98 por ciento de los adolescentes está registrado en alguna red social, un 82 está registrado en tres redes simultáneamente y uno de cada dos se conecta a internet "porque se siente solo". En este sentido, Gutiérrez ha advertido de que "dos de cada tres cuenta con más de un perfil en una red social, uno que utiliza para que lo vea su familia y otro que emplea para relacionarse con sus amigos, lo que puede generar "una falsa sensación de control en los progenitores".

También hábitos familiares como el uso del móvil durante los ratos de ocio por parte de los progenitores podrían condicionar el uso de los dispositivos que hacen los niños y adolescentes. Aunque un 26,8 por ciento de los encuestados reconoce discusiones con sus padres o cuidadores por la tecnología "al menos una vez a la semana", sólo al 32,1 por ciento sus progenitores les llegan a poner límites o normas sobre el uso de internet o los dispositivos tecnológicos.

Además, sólo un 27,3 por ciento de los padres ve limitadas las horas de uso y tan sólo un 14,2 limita los contenidos a los que pueden acceder sus hijos. Casi un 20 por ciento de los adolescentes reduce el tiempo de lectura debido al elevado tiempo que dedica a la tecnología, algo que repercute también en la práctica deportiva, la salud o el cuidado físico del menor.

RECOMENDACIONES
A la vista de estos resultados, la responsable de campañas de sensibilización de Unicef España, Belén Andrade, ha instado a "tomar medidas" para reducir "las preocupantes cifras de 'sexting' o envío de mensajes de contenido sexual, contacto con desconocidos o posibles casos de 'grooming'" o acoso sexual vía online, así como "abordar el uso problemático de las redes sociales y posibles adicciones a videojuegos", cuestiones que "a la larga pueden repercutir en la salud mental de los adolescentes".

Entre las recomendaciones de este informe figura "la necesidad de que las familias cuenten con herramientas y apoyo para poder ejercer su labor educativa y de acompañamiento". Unicef ha elaborado una guía para familias con consejos como planificar la llegada del primer teléfono móvil, comprender los riesgos que implica, enseñar a consultar fuentes fiables, jugar juntos a videojuegos y conocer previamente tanto sus contenidos como su código PEGI, establecer normas de uso, mantener un equilibrio entre relaciones saludables fuera y dentro de las pantallas y ser ejemplo de uso responsables.

Entre las recomendaciones del informe también figura la importancia del sector educativo como "ámbito clave" para adquirir las pautas y herramientas necesarias para manejarse en internet, en el uso de la imagen, en la privacidad de los alumnos y para prevenir y combatir el ciberacoso; que los propios adolescentes reciban la información necesaria para poder comprender los riesgos y denunciar situaciones de abuso; estrategias "más eficaces" por parte de las administraciones para la protección de niños y de su imagen en la red, y que la industria tecnológica garantice la protección de los adolescentes a través de recomendaciones claras de uso y privacidad de los datos personales en la red.

Al hilo d esto, Belén Andrade ha reconocido que las empresas "van avanzando cada vez más" en este objetivo y se muestran "abiertas" a seguir progresando en el uso saludable de la tecnología, sobre lo cual ha animado a "tratar de conocer mejor" las herramientas ya existentes implementadas por la industria, como los mecanismos de denuncia o de bloqueo con que los jóvenes cuentan dentro de muchas de estas redes sociales. En cualquier caso, ha reclamado un "compromiso decidido" y que haya "espacios de participación con los jóvenes".

Este estudio, liderado por Unicef, ha contado con el apoyo de la Universidad de Santiago de Compostela, el Consejo General de Colegios de Ingeniería de Informática de España y la asesoría de un consejo multidisciplinar integrado por expertos del ámbito de la prevención de las adicciones, el acoso escolar y el ciberacoso, el uso de la tecnología, los derechos de la infancia, la diversidad, inclusión y perspectiva de género y la seguridad, protección de datos y ciberdelincuencia.

En toda España ha reunido las opiniones de más de 50.000 adolescentes de 265 centros de todo el país recogidos de forma voluntaria y preservando la confidencialidad de los datos entre noviembre de 2020 y marzo de 2021.

Te puede interesar