Trabajadores de incendios forestales se concentran ante las Cortes en Valladolid con la consigna: 'Más bomberos, menos consejeros'

Actualidad 01 de octubre de 2022 Por RML
Trabajadores de incendios forestales de Castilla y León se han concentrado este sábado, 1 de octubre, ante el Parlamento autonómico al grito de 'Más bomberos, menos consejeros' y 'la Junta promete hasta que nos la mete' para censurar su "precaria" situación ya que con la llegada del otoño, "cientos de efectivos se quedan sin trabajo y los castellanoleoneses sin bomberos".
fotonoticia_20221001185020_1920
EUROPA PRESS

Sobre las 17.30 horas ha llegado a las Cortes la marcha antorcha que la Asociación de Trabajadores de Incendios Forestales (Atifcyl) ha realizado esta semana con salida desde la localidad zamorana de Villardeciervos, con la que se ha querido implicar "al mayor número de personas, entidades y colectivos posible" para concienciar sobre "un problema que atañe a toda la sociedad".

En este marco, los trabajadores han leído un manifiesto en el que han señalado que tras los trágicos sucesos que se han producido este verano, en los que se ha lamentado la muerte de compañeros y vecinos, quieren "dejarle claro a la Administración que no van a parar hasta que en la Comunidad exista un dispositivo público a la altura de la región, con funcionarios que trabajen al 100 por ciento durante todo el año".

"No se va a parar hasta que los trabajadores del ámbito tengan el reconocimiento de la categoría profesional de bombero forestal", han recalcado, para después añadir que "es urgente que se articule un estatuto básico de bombero forestal, así como que se actualice el Infocal a las necesidades de este siglo".

Por otro lado, han asegurado que "no van a dejar de exigir estas reivindicaciones" porque "el futuro de los trabajadores de incendios forestales es el de todos los ciudadanos de la Comunidad Autónoma", así como "tampoco van a parar de realizar su trabajo de manera profesional, puesto que son un servicio fundamental para la sociedad y porque les gusta lo que hacen, aunque a día de hoy les manden al paro sin ninguna mejora a la vista".

MEJORAS "BÁSICAS"
Lucía, una peón de la Unidad Helitransportada de Palencia, ha subrayado que el objetivo de la movilización es el de "exigir unas mejoras básicas que se han solicitado desde hace años", como lo es el hecho de poder trabajar doce meses al año, "no tres o cuatro como están la mayoría, además de los compañeros que ya se han ido al paro".

También se pide que se reconozca la categoría de bombero forestal, una categoría "que pueda permitir que no haya gente con 62 años trabajando a pie de llamas, que se reconozcan las enfermedades propias de la profesión, así como una formación continua".

Asimismo, ha asegurado que las cartas de despido "ya han empezado a llegar", dado que ayer se terminó la temporada de incendios de alto riesgo. "Un año más nos vamos a la calle sin una mejora, de modo que en la profesión no hay nada seguro, nada claro, si bien la Junta ha enviado un comunicado al respecto que habrá que leer con detenimiento", ha apostillado.

De la misma forma, ha incidido en que los agentes sociales "no quisieron sentarse en la mesa con ellos" para debatir sobre el reciente acuerdo alcanzado este semana entre la Administración autonómica y CCOO, UGT y CEOE para la mejora del operativo de lucha contra los incendios forestales, que prevé un "importante" aumento presupuestario en la legislatura de 126,88 millones de euros.

Por esta razón, los trabajadores "se han quedado fuera de la negociación", aunque "a simple vista, lo que se ha acordado parece bastante insuficiente".

JORNADAS DE TRABAJO "ARROLLADORAS"
Uno de los miembros que representa a Atifcyl, el cual se ha encargado de leer el manifiesto, ha detallado a los medios que la situación "no ha cambiado absolutamente en nada después de lo que se ha vivido durante este verano", por ello ha reiterado que lo que se quiere es que las cuadrillas "no cobren 1.000 euros o menos con las palizas arrolladoras que se pegan trabajando en los incendios".

De igual forma, sobre el mencionado acuerdo con la Junta, ha confesado que a la hora de organizar la manifestación "no se ha querido tener contacto con los sindicatos, dado que las medidas a las que han llegado no son suficientes".

Además, ha adelantado que la manifestación va a continuar en Madrid el próximo viernes, 8 de octubre, donde se juntarán con otros trabajadores de todo el país para reivindicar mejores condiciones laborales.

Entre las circunstancias que pueden agravar la situación actual, ha señalado al cambio climático, la despoblación del medio rural, la falta de gestión de los montes y de actividad agraria y ganadera, así como un operativo de prevención y extinción de incendios "lamentable y la pésima gestión por parte de la Junta de Castilla y León, lo cual es un problema para todos".

Te puede interesar