Los embalses del Duero pierden 100 hectómetros y se sitúan al 37,8% de su capacidad, 13 puntos menos que hace un año

Actualidad 30 de agosto de 2022 Por RML
En el conjunto del país los embalses bajan otro 0,9% en la última semana y se sitúan al 35,9%
fotonoticia_20220830125451_1920
Estado de la reserva hídrica por cuencas. MITECO

Los embalses de la cuenca del Duero han perdido 100 hectómetros cúbicos en la última semana y se sitúan al 37,8 por ciento de su capacidad, lo que supone 13 puntos menos que hace un año, según datos del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico.

En concreto, en la cuenca del Duero se almacenan 2.841 hectómetros, lo que supone el 37,8 por ciento de una capacidad total de 7.507, mientras que hace un año los embalses albergaban 3.818 hectómetros (estaban al 50,8 por ciento, 13 puntos más que en la actualidad).

La cantidad de agua embalsada se encuentra además 20,8 puntos menos que la que se ha registrado de media en los últimos diez años, que asciende a 4.402 hectómetros cúbicos, lo que representa el 58,6 por ciento de la capacidad de la cuenca.

Por su parte, en el conjunto del país los embalses han perdido en la última semana 528 hectómetros cúbicos de agua, lo que representa el 0,9 por ciento de su capacidad total. En este momento hay un total de 20.174 hectómetros cúbicos de agua almacenada, lo que supone una reserva al 35,9 ciento de su capacidad total.

Las precipitaciones que se han producido en los últimos días han afectado considerablemente a la vertiente Mediterránea y en menor medida a la vertiente Atlántica. La máxima se ha producido en Zaragoza (con 25,4 litros por metro cuadrado).

En este momento, los embalses albergan 9.251 metros cúbicos menos que la media de los últimos diez años en esta misma semana y 3.651 hectómetros cúbicos menos que en las mismas fechas de 2021, lo que representa un 18% menos.

En concreto, la reserva se encuentra al 72,6 por ciento en Cantábrico oriental; al 60,4 por ciento en Cantábrico occidental; al 49,3 por ciento en Miño-Sil; al 58,8 por ciento, en Galicia Costa; al 81 por ciento, en las cuencas internas del País Vasco y Duero 39,2%. Además, Tinto, Odiel y Piedras está al 67,7 por ciento; Júcar, 57,3 por ciento y el Ebro, al 45,7 por ciento y Cuenca Mediterránea Andaluza al 42,8%.

Las cuencas que están en peor situación son las de Guadalquivir (22%), Guadiana (24,5%), Guadalete-Barbate (24,9%), Segura (37,3%), Tajo (37,7%), Duero (37,8%), Cuencas internas de Cataluña (39%), Ebro (43,3%) y la Cuenca Mediterránea Andaluza (42,3%).

La cuenca de Miño-Sil se encuentra al (48,6%), Galicia Costa (57,2%), Júcar (57,3%), Cantábrico Occidental (59,8%), Tinto, Odiel y Piedras (66,4%), Cantábrico Oriental (71,2%) y las cuencas internas del País Vasco al 81%.

Te puede interesar